no puedo tener relaciones porque me duele mucho dispareunia

La dispareunia es un término médico que se refiere al dolor persistente o recurrente durante o después de las relaciones sexuales.

Este malestar puede afectar tanto a hombres como a mujeres, pero se observa con mayor frecuencia en mujeres. Aquí te proporciono información sobre las causas, síntomas, tipos y tratamientos de la dispareunia:

Causas de Dispareunia:

  1. Problemas físicos: Pueden incluir infecciones del tracto urinario, enfermedades inflamatorias pélvicas, endometriosis, cicatrices quirúrgicas, entre otros.
  2. Problemas psicológicos: Factores emocionales como el estrés, la ansiedad, la depresión o experiencias traumáticas pueden contribuir al dolor durante el coito.
  3. Problemas hormonales: Cambios hormonales, como los asociados con la menopausia, pueden afectar la lubricación y la elasticidad vaginal.

Síntomas de Dispareunia:

  1. Dolor durante el coito: Puede ser experimentado como ardor, pinchazos o molestias.
  2. Dolor después del coito: El malestar puede persistir después de la actividad sexual.
  3. Dificultad para iniciar o mantener el coito: Puede deberse a la tensión muscular debido al dolor.

Tipos de Dispareunia:

  1. Superficial: Se experimenta en la entrada de la vagina durante la penetración.
  2. Profunda: El dolor se siente en el área más profunda de la pelvis durante la penetración.

Tratamiento Médico:

El tratamiento médico de la dispareunia se enfoca en abordar las causas subyacentes específicas que pueden contribuir al dolor durante las relaciones sexuales. Algunas opciones incluyen:

Antibióticos: Si la dispareunia es causada por una infección, como una infección del tracto urinario o una enfermedad de transmisión sexual, se pueden recetar antibióticos para eliminar la infección.

Terapia hormonal: En casos en los que las fluctuaciones hormonales son un factor contribuyente, como en la menopausia, se pueden administrar terapias hormonales para restaurar el equilibrio hormonal y mejorar la salud vaginal.

Tratamiento para la Endometriosis: Si la endometriosis está presente, se pueden considerar opciones médicas como analgésicos, antiinflamatorios no esteroides (AINE), terapias hormonales o, en casos más graves, cirugía para extirpar los tejidos afectados.

Cirugía correctiva: En situaciones donde existen problemas físicos, como cicatrices quirúrgicas o malformaciones anatómicas, se puede optar por intervenciones quirúrgicas correctivas para mejorar la estructura y función genital.

Tratamiento de Fisioterapia:

La fisioterapia del Suelo Pélvico desempeña un papel crucial en el tratamiento de la dispareunia, especialmente cuando los problemas musculares y la tensión contribuyen al dolor. Algunas intervenciones fisioterapéuticas incluyen:

Terapia de relajación muscular: Los fisioterapeutas especializados en salud pélvica pueden enseñar técnicas de relajación muscular para reducir la tensión en los músculos del suelo pélvico, lo que puede aliviar el dolor durante las relaciones sexuales.

Ejercicios de Kegel: Estos ejercicios fortalecen los músculos del suelo pélvico, mejorando la función muscular y reduciendo la probabilidad de espasmos dolorosos durante la actividad sexual.

Biofeedback: Se utiliza para ayudar a las personas a tomar conciencia y controlar la tensión muscular en la región pélvica. Los dispositivos de biofeedback proporcionan retroalimentación visual o auditiva sobre la actividad muscular, ayudando en la reeducación muscular. Las bolas chinas para Suelo Pélvico también ayudan.

Masaje y liberación miofascial: La terapia manual dirigida a los tejidos musculares y fasciales puede ayudar a reducir la rigidez y la tensión, mejorando la comodidad durante el coito.

Te puede interesar…