976 59 18 76 | 661 216 774 info@sierra.es

¿Cuándo y cómo aplicar frío y calor en una lesión?

Durante nuestro día a día como Fisioterapeutas en Zaragoza, muchos de los pacientes de nuestras clínicas de Fisioterapia y Rehabilitación nos realizan esta pregunta y otras preguntas relacionadas muy a menudo. ¿Me vendrá bien el frío y calor en una lesión? ¿Cuándo debo ponerme hielo en una lesión? ¿Es mejor que me ponga calor cuando me duele algo? ¿Es adecuado hacer baños de contraste para lesiones?  Actualmente, las personas todavía no tienen muy claro cuando aplicar frío y calor en una lesión de manera efectiva y positiva para una patología. 

 

Frío y calor en una lesión, una terapia muy antigua.

Muchas veces nos pasa que sufrimos un golpe o notamos una sobrecargar debido al ejercicio físico que realizamos como el gimnasio, ir a correr o practicar algún deporte. Tenemos molestia o dolor y algún amigo o familiar siempre nos pronuncia la famosa frase: «Lo mejor es que te pongas frío», «A esto el calor le viene muy bien»

Es cierto que la Crioterapia (aplicar frío) o la termoterapia (aplicar calor) en una lesión son técnicas muy antiguas pero tremendamente efectivas, que teniendo en cuenta el tipo de lesión nos pueden ayudar mucho en su desarrollo posterior así como evitar el uso «instintivo de medicamentos que pueden ayudar a aliviar los síntomas. 

El frío y el calor en una lesión calman el dolor pero hay que tener claro cual y cuando aplicar a cada lesión, dependiendo también un factor importante como es el tiempo que ha transcurrido desde que se ha producido.  

La norma nos dice que la Crioterapia o aplicación de frío nos ayuda en las lesiones recientes o que están en fase de inflamación aguda y la Termoterapia o aplicación de calor en lesión de caracter crónico o muscular.

Aplicar crioterapia frío lesión

Aplicación de frío en lesión o Crioterapia

Debemos aplicar frío en una lesión o iniciar un tratamiento de Crioterapia cuando está se haya producido recientemente o se encuentre inmersa en el proceso de inflamación de la misma, ya que reduce la inflamación, el dolor y favorece la recuperación.

Es decir, debemos aplicar frío en la lesión durante su fase de inflamación aguda o periodo de máximo 3 días (72 horas), principalmente para lesiones producidas por caidas, golpes, esguinces, problemas musculares o incluso despues de realizar ejercicio físico intenso.

  • Aplicar Crioterapia o frío durante periodos máximos de 20 minutos / cada 2 horas

Por otra parte, es muy importante no administrar frío o Crioterapia en las siguientes circunstancias:

  • Lesión con una herida abierta
  • Personas con problemas vasculares, de circulación o renales
  • Personas con alergía al frío
  • Directamente sobre la piel o la zona afectada
  • Antes de realizar ejercicio o previo a la iniciación de actividad física considerable
  • Una vez pasadas 72 horas o 3 días (fase de inflamación aguda)

 

¿En que lesiones debo aplicar frío?

Como es lógico, no para todos los tipos de lesiones que suframos podemos aplicar frío y calor, ya que no realizar el debido tratamiento de Crioterapia o Termoterapia puede acarrear problemas que agraven la lesión o el dolor.

A continuación, estas son las lesiones, circunstancias o patologías en las que se aconseja llevar a cabo la administración de frío o hielo para reducir el daño del tejido secundario y aliviar el dolor o inflamación.

Cuando aplicar frío o crioterapia en un esguince de tobillo 

 

Aplicación de calor en lesión o Termoterapia

Principalmente aplicamos el uso del calor en una lesión o Termoterapia, cuando nos encontramos una patología crónica o en estado avanzado, es decir, siempre que la fase de inflamación (72 horas) haya pasado.

Realmente, esta terapia se basa principalmente en una aplicación de calor local que permite bajar la presión arterial y aumentar la presión sanguínea provocando un efecto de sedación y relajación que produce una reducción del dolor. 

  • Aplicar Termoterapia o calor durante periodos máximos de 20 minutos / cada 2 horas
  • No aplicar directamente sobre la piel (riesgo de quemadura)

Una aplicación bastante positiva de la Termoterapia, podemos llevarla a cabo si eres una persona activa deportivamente, es la aplicación de calor previo a la realización de ejercicio nunca superando los 58º de temperatura.

Si el calor en la lesión no es aplicado correctamente o en su debido estado de lesión, puede conllevar aumento de la inflamación de la misma o favorecer el sangrado si la zona estuviese con una herida abierta.

¿En que lesiones debo aplicar calor?

Como es lógico, no para todos los tipos de lesiones que suframos podemos aplicar frío y calor

Aplicar Termoterapia calor lesión

Calor y frío en lesión: baños de contraste 

Se denominan «baños de contraste» a la alternancia dentro del tratamiento de recuperación para una lesión de baños de agua caliente junto con baños de agua fría de manera estructurada, adecuada y orientada a la lesión.

En este tipo de casos y depende del Fisioterapeuta o profesional de la rehabilitación que consultes, se pueden variar una serie de minutos y distintas fases o tiempo dirigido a cada baño, pero desde Fisioterapia Enrique Sierra recomendamos seguir las siguientes pautas:

  1. Empezar siempre con baño de agua caliente
  2. Alternar frío y calor (3′ en agua caliente y 1′ en agua fría, hasta completar los 15′)
  3. Terminando con baño de agua caliente
  4. Terapia máximo de 15 minutos de duración

¿En que lesiones debo aplicar baños de contraste?

  • Esguinces o inflamaciones de tobillo después de 48 horas aplicación de frío en dicha lesión
  • Edema producidos en pies o manos
  • Recuperación / Rehabilitación de fracturas
  • Después de periodos de aplicación de vendajes fijos o escayolas

Contraindicaciones del frío y el calor

Es importante llevar a cabo una serie de recomendaciones a la hora de aplicar frío y calor en una lesión para evitar :

  1. No suministrar directamente frío en una lesión o enfermedad de la piel (Síndrome Raynaud) o con herida / infección 
  2. Intentar poner directamente hielo sobre la piel (Toallas, bolsas de hielo, baños de agua…)
  3. Evitar Crioterapia durante periodos que superen los 20 minutos / cada 2 horas
  4. Aplicar Termoterapia durante periodos máximos de 20 minutos / cada 2 horas
  5. No debemos aplicar calor si la temperatura del cuerpo es alta o con fiebre. Riesgo de mareo o desmayos.
  6. Evitar poner calor directamente sobre la piel por riesgo de quemaduras (Bolsas de agua, baños…)
  7. No aplicar calor en personas con hipertensión o en zonas con tumores malignos

Baños de contraste de frío y calor para lesión

Conclusiones 

  • Aplicar FRÍO nos ayuda en las LESIONES RECIENTES o que están en fase de INFLAMACIÓN AGUDA.
  • La CRIOTERAPIA es adecuada para ESGUINCES, FRACTURAS, TENDINITIS, roturas de fibras o luxaciones. 
  • El uso de CALOR está indicado para LESIONES CRÓNICAS o en proceso de estado AVANZADO.
  • La TERMOTERAPIA se aplica para CONTRACTURAS musculares, lesiónes CRÓNICAS, lesiones por sobreesfuerzo y/o AGUJETAS, ARTRITIS, malas posturas o también, rigidez muscular.
  • La aplicación de frío y calor será durante periodos máximos de 20 MINUTOS / cada 2 HORAS.
  • Los BAÑOS DE CONTRASTE son beneficiosos en la recuperación de FRACTURAS, despues de ESCAYOLAS o vendajes fijos, EDEMAS en pies o manos y esguinces/inflamaciones despues de 48h de Termoterapia.
1
Hola 👋 Somos el equipo de Fisioterapeutas de Clínicas 'Enrique Sierra', con más de 25 de experiencia en el mundo de la Fisioterapia. Nuestro horario de trabajo es:
- Lunes a Viernes
- 08:30h a 20:00h 💪
Puedes confiar en nosotros, ¿Podemos ayudarte en algo? 😉
Powered by