La Neuroestimulación del nervio Tibial Posterior es eficaz para incontinencia urinaria por vejiga hiperactiva, anal, prostatectomía o dolor pélvico crónico.