Ejercicios para mejorar la estabilización lumbar

 

Dichos ejercicios de estabilización lumbar sirven para la estabilización y una mejor propiocepción de esta misma zona del cuerpo en el ámbito de las lesiones o problemas físicos relacionados con . Según datos cientificamente contrastados, la incidencia de las patologías en la zona lumbar en la población adulta asciende de 60 a 80% en algún momento de sus vidas, y de éstos, hasta 36% de los casos persistirá de manera crónica.  

En este caso, nos centramos en ejercicios de estabilización lumbar centrados en el fortalecimiento y estiramientos, cuya realización se efectua con una fit-ball, buscando una serie de objetivos principales:

 

  • Trabajar la correción de patologías como la Hiperlordosis Lumbar, deformación de la columna vertebral y aumento de su curvatura, en pacientes que la sufran. 
  • Principalmente, buscaremos potenciar la estabilización y el fortalecimiento lumbar a través de las posibilidades que nos deriva la fit-ball.
  • Trabajaremos la propiocepción de dicha zona lumbar y para tener conciencia del movimiento de anteversión y retroversión, tan relacionados con los problemas de cadera o lumbares.
Existen numerosos ejercicios de trabajo en función del paciente que sufre un proceso de lesión lumbar, su patología diagnosticada y la fase de recuperación de la misma.

Los ejercicios a desarrollar (entre muchos otros) para este tipo de lesiones, molestias o problemas físicos en su fase intermedia de recuperación o rehabilitación, podrían destacarse en los que se pueden apreciar en el siguiente vídeo donde se trabajan con detenimiento y al detalle, ejercicios de estabilización lumbar aplicados a la patología del paciente: 

  • El primero es para pacientes que tienen hiperlordosis lumbar y permitirá corregir esta misma. Se debe inspirar cuando extiendes las rodillas y doblarlas cuando traes la pelota hacia tí.
  • El segundo sería una progresión del primer ejercicio añadiendo una pelota blanda entre las rodillas intentando no dejarla caer.
  • El tercer ejercicio, sería propioceptivo y sirviría para tener conciencia del movimiento de anteversión y retroversión de la cadera sobre la cual se insertan los musculos de la parte lumbar.
  • En el siguiente, realizamos sentadillas con la Fit-ball detrás de la espalda, en la zona lumbar, buscando la estabilización de la misma.
  • Y por último, un ejercicio de estabilización y de fortalecimiento de la zona lumbar. Consiste en hacer una plancha sobre una Fit-ball.
Los ejercicios de estabilización lumbar requieren una constancia, esfuerzo y dedicación óptima en toda su fase de rehabilitación y recuperación, ya que pueden en su mayoría de casos, tratarse de lesiones bastante dolorosas.  

¿Necesitas un Fisioterapeuta en Zaragoza?